Pobreza energética, las cifras hablan claro

Pobreza energética, las cifras hablan claro

No hace falta ser un experto para darse cuenta, al revisar las estadísticas, que estamos frente a un escenario de pobreza estructural que afecta a un gran porcentaje de personas en nuestro territorio. Nos encontramos además con un problema que no solo afecta a los ciudadanos en su vida diaria, sino a la propia deuda del país, que tiene que importar el 80% de la energía que consume. Eso supone unos 50.000 millones de euros al año.

Debemos preguntarnos si este es el modelo energético que queremos, o si es el momento de construir uno nuevo, y empezar a trabajar en las herramientas y consensos que lo hagan posible. Desde AEIOLUZ proponemos estrategias de formación en los barrios más afectados para acabar con el analfabetismo energético, entender la pobreza energética como un elemento más del cambio climático y formación del personal de servicios sociales y educación de los ayuntamientos.

LA POBREZA ENERGÉTICA EN CIFRAS

La pobreza energética afecta a un 23% de los hogares de Valencia, uno de cada cuatro, y con mayor incidencia en los distritos de los Poblats del Nord, Poblats del Oest y Algirós, según un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia encargado por el Ayuntamiento de Valencia.

Asimismo, casi un 33% de los vecinos de la ciudad aseguran que sienten mucho o bastante frío en invierno y mucho o bastante calor en verano debido a la climatización de su vivienda o la falta de capacidad para pagar la factura. El estudio se ha realizado mediante 600 entrevistas y datos estadísticos.
Manifestación contra la pobreza energética en Barcelona MASSIMILIANO MINOCRI

El 11% de los hogares españoles (equivalente a 5,1 millones de personas) se declaraba incapaz de mantener su vivienda a una temperatura adecuada en los meses fríos.

El 8% de los hogares españoles (equivalente a 4,2 millones de personas) declaraba tener retrasos en el pago de la s facturas de la vivienda incluyendo las de energía doméstica.

El 15% de los hogares españoles (equivalente a 6,2 millones de personas) destinaban más del
10% de sus ingresos anuales a la compra de energía para la vivienda.

El 10% de los hogares españoles (equivalente a 4,9 millones de personas) se encontrab a en dificultades según la aplicación al caso español del indicador oficial de pobreza energética del Reino Unido. Esto significa que su ingresos, una vez descontados los gastos en vivienda y energía dom éstica, estaban por debajo de la línea de pobreza monetaria (60% de los ingresos medianos por persona equivalente), y que simultáneamente su gasto en energía doméstica estaba por encima de la mediana de gasto en energía por persona equivalente para toda España.

 

El 21% de los hogares españoles (equivalente a 12,1 millones de personas) se encontraba en
dificultades según la aplicación al caso español del indicador basado en el enfoque del ingreso mínimo aceptable ( Minimum Income Standard ). De acuerdo con esta metodología, los ingresos de estos hogares, una vez descontados sus gastos de energía y vivienda, estaban por debajo de la Renta Mínima de Inserción más elevada de España (País Vasco) una vez descontados el gasto en vivienda y energía de un hogar nacional.

Fuente: ACA, Asociación de ciencias Ambientales.
POBREZA, VULNERABILIDAD Y DESIGUALDAD ENERGÉTICA
Nuevos enfoques de análisis. España 2006-2016

……………………..

Si estás interesado en sumarte al plan para paliar la pobreza energética, si trabajas con colectivos vulnerables o personas en riesgo de padecerla, te invitamos a participar en nuestro taller.