Ciudadanía activa: la clave para el cambio de modelo energético

Ciudadanía activa: la clave para el cambio de modelo energético

El consumo de recursos se ha convertido en uno de los principales ejes a mejorar en sociedades que buscan una transición hacia un modelo más sostenible.  La mayor concienciación social…

Estas mejoras per se, no necesariamente  reducen el consumo total, porque en una sociedad consumista siguen apareciendo usos nuevos de los recursos. Un ejemplo claro de estas dinámicas lo representa el el café, con la aparición de la cápsula, la evolución tecnológica ha generado un incremento en la cantidad demandada.

Por otro lado, el consumo se utiliza como valor simbólico y por lo tanto identitario, mucho del consumo se hace de forma automática por aprendizajes que se han asimilado sin darse cuenta y/o por la pasividad del propio usuario. Las normas sociales, las estructuras y los valores determinan cómo hacemos uso de los recursos. Repensar estas pautas puede ayudar a promover modos de vida sostenibles que perduren el tiempo.

Pero, tampoco la  información y la concienciación de manera aislada  son suficiente para cambiar las pautas de consumo porque la tendencia es la de mantener el estilo de vida. Es necesario empoderar a los usuarios para  mejorar el efecto de los cambios  permitiéncoles  tener instrumentos que los conviertan en dueños de su propio conocimiento. “Es necesario cambiar la visión de ser parte del problema a ser parte de la solución”.

La participación activa es la mejor forma de hacer perdurables los cambios en el tiempo. En cambio, el dogmatismo no se la mejor solución. L´Escola d´Energia nace para experimentar de manera activa y para multiplicar las posibilidades del cambio de modelo energético a través del aprendizaje mutuo y colectivo.